Escorts Valencia

escort de ValenciaEscorts

La prostitución de lujo o más conocida como escort, es una profesión ejercida tanto por mujeres como por hombres aunque, el porcentaje más alto que ejerce esta actividad es de mujeres.

Una mujer escort es aquella que ofrece servicios de acompañamiento social o de mantener relaciones sexuales a un nivel superior. Estas chicas suelen ser contratadas por clientes cuyo nivel económico es alto y sus tarifas suelen ser más elevadas que los servicios de una prostituta de un club de alterne, aunque siempre hay excepciones.
Contratar el tratamiento de una escort suele hacerse a través de una agencia de chicas, este tipo de agencias son más normales encontrarlas en internet. Son chicas que llevan una vida totalmente normal, no ejercen su labor en un lugar específico ya que muchas de ellas incluso ejercen por su cuenta.

Las escorts de Valencia como las que encontramos en cualquier otras grandes ciudades de España como pueden ser Madrid, Castellón, Barcelona o Alicante, son chicas que se ejercen esta labor como opción secundaria, es decir, no siempre, pero si se da el caso de que por el día son estudiantes o trabajadoras de cualquier otro empleo y por la noche ofrecen sus servicios a clientes distinguidos.

Escorts en Valencia

Una escort en Valencia puede ser contratada como muchas otras para acompañar a un cliente en un evento social importante como reuniones, fiestas o incluso bodas. Son señoritas amables, educadas, dulces y que cumplen un protocolo, ya que su clientela, aunque suele ser diversa, la mayoría son hombres de un alto nivel social.
Las putas de puzol o las de un puticlub por ejemplo, tal vez no posean el mismo nivel protocolario que una escort da a sus clientes y que requiere tener en determinadas situaciones como por ejemplo en importantes eventos sociales e incluso en las de práctica sexual.

Una escort en Castellón o una de Madrid no siempre mantiene relaciones sexuales con sus clientes, si son contratadas como señoritas de compañía solo realizarán dicha función, si el cliente contrata un servicio más completo lo normal es que la práctica sexual se incluya. También es muy habitual que sean contratadas como confidentes, existen clientes que por causas de su trabajo, por los negocios, por el estrés de la vida laboral o por la incompatibilidad personal con otras mujeres, sienten la necesidad de contratar a este tipo de chicas para que las acompañen a cenar o a cualquier otro lugar y poder mantener una conversación en la que por un momento ellos se evadan, se sientan realizados y vean que son capaces de hacer otro tipo de actividades que normalmente no harían y que la incompatibilidad no siempre aparece.

Tanto una prostituta de un club de alterne como una escort que ejerce por su cuenta o a través de una agencia, ambas son mujeres que ofrecen tanto su compañía como su cuerpo a hombres, sean distinguidos o no, desconocidos. Son tratamientos personales y sexuales que requieren de experiencia, dulzura y amabilidad. Son personas que deben ser tratadas dentro y fuera de su trabajo con el máximo respeto igual que podemos darle a otra persona de a pie.